La supervisión constante es la principal de las herramientas para garantizar que las esperanzas de las y los nayaritas en su gobierno se conviertan en realidades.
829
post-template-default,single,single-post,postid-829,single-format-standard,bridge-core-3.0.1,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.3,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-28.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.8.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-7

La supervisión constante es la principal de las herramientas para garantizar que las esperanzas de las y los nayaritas en su gobierno se conviertan en realidades.

Hoy, acudí al Palmar de Cuautla, en Santiago, para evaluar, en equipo con la comunidad, los avances en la construcción de la nueva plaza pública, del domo de la cancha de usos múltiples, y el adoquinado de la calle principal; además, constatamos la rehabilitación de la carretera a Novillero, el camino principal que conecta a esta comunidad, presente en la conciencia de todas y todos los nayaritas.

Atenderemos también la demanda de un telebachillerato en esta población, y continuaremos apoyando a aquellas personas cuyas viviendas han sido siniestradas por el mar.

En este mismo viaje, visité a la comunidad de Novillero, en Tecuala, en su Telesecundaria Amado Nervo; acordamos equiparla con una bomba de agua potable y su tinaco, proyectores y equipo deportivo.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.